Patios Otoñales . Calidez, color y vitalidad

2

Cuando los árboles se van desnudando lentamente, sus hojas caen y los verdes se tornan amarillentos, ver que los capullos del verano se marchitan, nos inunda de melancolía.

El otoño irrumpe con sus vientos y modifica todo el entorno. Regresan las noches frescas y más largas que nos indican que el cambio de estación está en marcha. Y ese rinconcito al aire libre que disfrutábamos al abrigo del verano, se vuelve triste y abandonado.

El patio pierde vida y nos encerramos al resguardo del calor hogareño hasta la primavera.

¿Por qué renunciar al poderoso encanto de las siestas cálidas y las noches otoñales? ¿Por qué no pensar en reacondicionar o rediseñar nuestros patios y jardines para disfrutarlos  con los colores del otoño?

Desayunar, tomar el sol, comer, relajarse con un libro, son actividades que se pueden seguir disfrutando al aire libre, pero necesitaremos realizar algunos cambios para adaptar estos espacios exteriores para mantenerlos cómodos y agradables.

Fundamentalmente necesitamos focalizarnos en otorgar al jardín lo que pierde en el otoño, necesitamos encenderlo: añadir luz y calor.

La iluminación nos permite jerarquizar los rincones que sobrevivieron al otoño y disimular aquellos que sufrieron su devastación. A través de las luminarias podemos enfatizar el camino a la mesa o aportar un toque romántico al vaivén de la hamaca. Resaltar los colores del mantel o hacer lucir el punto justo de la carne asada.

La fuente de calor puede construirse pensando en la intimidad de un fogón o bien recrearlo mediante todas las alternativas modernas que existen en el mercado, sin desestimar el aporte luminoso que el fuego nos aporta.

En cuanto a diseño se recomienda el uso de  piedras, macetones de cemento ornamentados, mobiliario en hierro o aluminio, las transparencias de los paneles vidriados y por supuesto incorporar color y texturas.

Manteles, almohadones y mantas no pueden faltar a la hora de encender el fuego o compartir una copa de vino.

Disfrute el otoño y contágiese de sus colores.

Compartir.

2 comentarios

  1. Si es oscuro se vuelve profundo e intenso, como el indigo y ultramar, es apropiado usarlo en salones, comedores, estudios y dormitorios pero deben ser correctamente conjuntados con otros colores, que le aporten energia y vitalidad. En este caso no es aconsejable pintar todas las paredes de una habitacion del mismo color.

Comentar